China

Le damos la bienvenida a Shanghai

Descripción de la ciudad  

A orillas del río Huangpu, la desafiante Shanghái fusiona las dos caras diferentes de su personalidad. En el margen izquierdo, el Bund lleva ejerciendo su poder desde finales del siglo XIX, con las oficinas de los mayores bancos del mundo alojadas en sus edificios Art Déco. En el margen derecho, Pudong reafirma su dominio sobre el sudeste asiático. Esta imponente ciudad es tanto un centro económico como cultural.

Construida sobre las riberas del río, la ciudad hace gala de un encanto único. Disfrute de una caminata a lo largo del Bund, conocido como “Zhongshan Dong Yi Lu” en mandarín, para verlo con sus propios ojos. Al final del paseo, los barcos viajan a lo largo del Huangpu observados por las torres de Pudong. La que ha sido el orgullo de los locales durante años, la torre de televisión Perla Oriental diseñada por Jia Huan Cheng, asoma ruborizada y tímida al lado de los 492 metros del llamado “abridor”, que alberga el World Financial Center, y de la torre Jin Mao, diseñada por los arquitectos estadounidenses Skidmore, Owings & Merrill. Dentro de poco la Torre de Shanghái, de 632 metros de altura, sobresaldrá por encima de todas ellas. Estas catedrales contemporáneas coquetean con las nubes, casi desapareciendo entre ellas. Desde sus azoteas puede disfrutar de una sobrecogedora vista panorámica que abarca las dos hectáreas del jardín Yuyuan, que resiste con ferocidad la abrumadora urbanización del paisaje. Así, mientras el mercado de los grillos perdura, las excavadoras acaban de reducir a cenizas la calle Dongtai y su mercadillo y puestos de antigüedades. Los aproximadamente 16 millones de habitantes de Shanghái parecen más que dispuestos a aceptar esta metamorfosis para, por ejemplo, poder viajar en las 14 líneas de metro insólitamente limpias y repletas de tiendas.

¿Qué habría pensado el autor del Pequeño Libro Rojo al oír hablar del Shanghái Rolex Masters, el torneo de tenis que atrae a todos los grandes jugadores internacionales, o del Gran Premio de Fórmula 1, que era hasta hace poco el circuito más caro de este deporte? Sin duda habría preferido la maratón, un desafío popular que atrae hasta a 10 000 competidores. Shanghái también celebra el deporte con sus muchos aficionados al taichí, que llenan los parques al atardecer. Al mismo tiempo, Shanghái rinde homenaje a la cultura con una gran variedad de museos. El antiguo Museo de Bellas Artes, rebautizado como el Museo de Arte de China tras la Exposición Universal, cuenta con 10 galerías que albergan tesoros de un valor incalculable. El Power Station of Art, un museo de arte contemporáneo que abrió sus puertas en 2012 en una antigua central eléctrica, merece sin duda una visita, tanto por sus obras de arte como por los edificios futuristas. Igualmente impresionantes son el Long Museum, el MOCA y el RAM, el Rockbund Art Museum, situado en la ribera norte del Bund en un edificio Art Déco construido en 1932 para la Real Sociedad Asiática. Restaurado por el arquitecto británico David Chipperfield, es una fusión de diferentes culturas. Y si le interesa lo que China tiene que decir sobre la ciencia, diríjase al Museo de Ciencia y Tecnología de Shanghái, donde el pasado se encuentra con el futuro.
La dinámica ciudad de Shanghái representa un papel perfecto como escaparate vanguardista de una China para la que “el gran salto adelante” es mucho más que un simple eslogan. Esto queda patente en los muchos festivales que atraen a cientos de miles de visitantes. Cuentan con el Festival Internacional de Cine de Shanghái (SIFF por sus siglas en inglés), el único de China reconocido por la Federación Internacional de Asociaciones de Productores Cinematográficos junto a sus homólogos de Cannes y Hollywood; el Festival de Música de Shanghái, en el que los músicos compiten por lograr los prestigiosos Premios Magnolia; y el Festival de Turismo de Shanghái, que atrae a miles de expositores y comienza con un sensacional desfile.
Shanghái, donde ahora también se celebra la Navidad, permanece fiel a sus propias tradiciones y rinde tributo a sus muertos durante el Festival Qingming o Ching Ming, conocido también como Tomb Sweeping Day ―día de barrer las tumbas― en el que los habitantes más ricos de Shanghái compran hasta quedar exhaustos en las boutiques de lujo del centro comercial Shanghái IFC, agotando las prendas que consideran dignas de sus ancestros. Y mientras tanto, aprovechan la oportunidad para tocar el dorado toro Bund Bull, diseñado por Arturo Di Modica y hermano gemelo del que se encuentra en Wall Street, ya que supuestamente trae riqueza a la ciudad y a sus habitantes.

Información práctica

  • Dónde alojarse

Shanghai • China

Sofitel Shanghai Hongqiao

Inmerso en la rica elegancia de Shanghái, el Sofitel Shanghai Hongqiao le da la ...

Ver

Shanghai • China

Sofitel Shanghai Hyland

El Sofitel Shanghai Hyland está ubicado en el centro del distrito comercial, en ...

Ver

Shanghai • China

Sofitel Shanghai Sheshan Oriental

El Sofitel Shanghai Sheshan Oriental ofrece una lujosa arquitectura mediterránea...

Ver

Moverse por la ciudad

Otros destinos

* Precios a partir de. La oferta está sujeta a las condiciones y la disponibilidad del hotel, y a la disponibilidad de la oferta en el hotel seleccionado. Consulta los términos y condiciones de venta para obtener información sobre la tarifa. Dependiendo del país, estos precios pueden incluir sólo el IVA, todos los impuestos (IVA e impuesto local) o ninguno de ellos. Si los precios no incluyen todos los impuestos, los impuestos aplicables (IVA e impuesto local) se indicarán en las etapas posteriores del proceso de reserva. El precio sólo está garantizado en el momento de la reserva.

Siempre en contacto con Sofitel

Newsletter

Suscríbase a nuestras últimas ofertas y novedades.
Tratamos su información personal con la más estricta confidencialidad.

* Campos obligatorios

Descubra Sofitel Boutique

Vista su hogar con el distintivo sello del lujo de Sofitel.Nuestra tienda online ofrece artículos para satisfacer los gustos más exigentes.

Visite la tienda